kakebo-ahorro‘Kakebo’: la fórmula para ahorrar el 20% de tus ingresos

La cultura japonesa del ahorro es todo un referente mundial. Los nacidos en Japón están muy concienciados sobre los beneficios del ahorro y, de hecho, consiguen destinar cerca del 20% de su sueldo mensual a ello. Esta cifra está muy encima de la de la mayoría de países, pero tiene un ‘truco’ importante: el revolucionario método de ahorro ‘Kakebo’.

La educación financiera del ‘Kakebo’

Destinar un 20% de lo que cobramos al ahorro no siempre es una opción fácil, pero los japoneses aprenden a organizar su vida sin contar con este dinero gracias a la educación financiera que reciben con el ‘Kakebo’.

¿Qué es el ‘Kakebo’? Nada menos que un libro de cuentas doméstico, diseñado para conseguir que se pueda ahorrar en los gastos del día a día que todos tenemos en el hogar. Su funcionamiento se basa en la idea de que el control de las finanzas personales es la clave del éxito para el ahorro.

El primer ‘Kakebo’ se puso a la venta en Japón en 1904. Su inventora fue Motoko Hani, fundadora de la revista femenina más antigua de su país. Cualquier persona puede tener un ‘kakebo’. Este pequeño diario contable es más que una libreta de anotaciones. No solo sirve para apuntar los gastos hechos durante el día, incluyendo incluso los de menos valor. Está pensado para servir de guía en el ahorro personal, permitiendo ver los ingresos y gastos de manera clara y fomentando la constancia en la disciplina del ahorro.

De hecho, el ‘kakebo’ plantea una máxima que todos conocemos: la necesidad del control detallado de los gastos como paso previo para detectar aquellos pequeños dispendios diarios que nos hacen desequilibrar nuestra balanza de gastos. Verlo claramente reflejado en el libro del ‘kakebo’ es una manera de estimularnos a suprimirlos.

¿Cómo funciona el ‘Kakebo’?

El ‘Kakebo’ se divide en trimestres, semanas y días. Mensualmente se anotan los ingresos y se restan los gastos fijos estimados, lo que nos dará una estimación del curso del mes. También tendremos que fijarnos un objetivo financiero mensual, que conlleve un pequeño cambio de hábito con el que conseguiremos ahorrar.

A partir de ahí comienzan los gastos diarios que debemos ir anotando en el libro en dos categorías:

1.-Superviviencia (lo indispensable más allá de los gastos fijos).

2.-Ocio, cultura y otros (gastos imprevistos, regalos y otros que no encajen en el resto de categorías).

El ‘kakebo’ en formato app

Aunque los primeros ‘kakebos’ nacieron a principios del siglo XX, hay que decir que este libro de cuentas doméstico ha sabido evolucionar con el tiempo.

En  la actualidad, y manteniendo la misma esencia tradicional del ‘kakebo’, podemos encontrar aplicaciones móviles con la misma función. De hecho, en otro artículo ya te presentamos las mejores Apps para controlar tus finanzas personales.

De todos modos, es importante dejar claro que la eficacia del ‘kakebo’ se basa en que tengamos la constancia de anotar todos nuestros ingresos y gastos diariamente. Si no lo hacemos, no será igual de efectivo.

Fuente: www.seguroscatalanaoccidente.com

Si te ha gustado este artículo compártelo en redes sociales y síguenos para ayudarnos a mejorar.

http://twitter.com/Seg_Alpedrete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *